Greenpeace denuncia que agua de buques salmoneros cargadas de marea roja están siendo vertidas en hábitat clave de las ballenas azules.

Quellón, Chile, 17 de febrero de 2018.-

Mientras los efectos de la marea roja se extienden por amplias zonas de Chiloé y el sur del país, la ONG ambientalista denunció los peligrosos efectos que las descargas de aguas de los barcos que transportan salmones pueden estar causando en una zona que resulta clave como hábitat de las ballenas azules en Chile.

En efecto, y de acuerdo con la resolución 475 de Sernapesca del día 8 de febrero, se aprobó que en una extensa zona ubicada en el centro del golfo del Corcovado, en la parte sur de Chiloé, se pueda realizar el recambio de aguas de los wellboats que transportan miles de salmones, muchos de ellos desde zonas afectadas por la marea roja.

“Estamos extremadamente preocupados por este permiso que se ha entregado a las empresas salmoneras, especialmente si toma en cuenta que la misma autoridad ha planteado que esos buques y sus extensos recorridos están contribuyendo a la expansión de la marea roja”, señaló Estefanía González, coordinadora de océanos de Greenpeace.

Desde Greenpeace advierten que la zona del golfo del Corcovado muestra en este último tiempo un altísimo tránsito de buques, buena parte de los cuales se están moviendo desde zonas seriamente afectadas por marea roja, por lo que existe el peligro de estar sobrecargando la zona con aguas contaminadas.

“Lo grave es que todo este movimiento de barcos y la opción que ahora tienen los buques salmoneros de vertir sus aguas es que se está haciendo, de manera insólita, en una zona clave para el hábitat de las ballenas azules, especie que está en peligro de extinción. El mensaje que se está entregando es impresentable: es mejor mantener a salvo los salmones de la industria que proteger el hábitat de una especie majestuosa que, además, está en peligro de extinción”, dijo Estefanía González.

Fuente: Greenpeace.
*Las opiniones expresadas corresponden a sus emisores, y no representan necesariamente la opinión de Diario Ambiental, o de sus editores.
Anuncios

Esto va en serio: Candidato Delfín Chileno, se reúne con Alcalde y le expresa su preocupación por salmoneras.

Punta Arenas, 10 de agosto de 2017: Un productivo encuentro de 45 minutos sostuvieron el alcalde de Punta Arenas, Claudio Radonich, y el candidato Delfín Chileno en dependencias de la municipalidad magallánica, oportunidad en la cual intercambiaron puntos de vista respecto de la necesidad de protección de los mares de la Patagonia y cuestiones relativas a los esfuerzos medioambientales que se están desarrollando en la comuna.

 

El candidato apoyado por Greenpeace dijo que el edil se comprometió a exponer esta inquietud a las autoridades políticas que visiten próximamente la ciudad.

Tuve la posibilidad de explicarle de manera directa al alcalde la motivación medioambiental de esta candidatura y la necesidad urgente de que se detenga la invasión salmonera que planea llegar a las aguas de esta región”, sostuvo el Delfín Chileno.

Durante la conversación, el edil consultó distintos aspectos relacionados con las propuestas del Delfín Chileno, al tiempo que el jefe comunal aprovechó de exponer algunas de las complicaciones medioambientales que afectan hoy a su comuna.

Al finalizar el encuentro, el alcalde Radonich se comprometió a exponer la preocupación por el futuro de los mares del fin del mundo a los líderes políticos que visiten la zona.

 

Fuente: Greenpeace Chile.

Director Greenpeace Chile reflexiona sobre el Día del Medio Ambiente y decisión de EEUU de retirarse del Acuerdo de París.

unnamed

Señor director:

Hoy se celebra en Día Mundial del Medioambiente. La jornada, sin embargo, está manchada por la decisión del presidente de Estados Unidos de retirar a su país del Acuerdo Climático de París.

En un mundo comprometido con la batalla que se debe dar contra los devastadores efectos del cambio climático, y en donde nuestro país sufre sus consecuencias de manera especialmente dramática al ser, según el Índice de Riesgo Climático Global, la décima nación del planeta más afectada por las alteraciones medioambientales, resulta un despropósito la medida anunciada por Estados Unidos.

En medio de un compromiso planetario casi unánime, en donde hasta Corea del Norte reconoce la relevancia del Acuerdo de París, el presidente Trump se ha encargado de dar la espalda al mundo y convertir a los Estados Unidos en un paria medioambiental.

Se trata de un error moralmente reprochable. Las acciones relacionadas con el cambio climático no corresponden solo a un debate político o legal, sino que a una obligación irrenunciable que busca la protección de los habitantes del planeta.

Trump parece no darse cuenta, pero con su determinación está entregando el liderazgo global de Estados Unidos a otros líderes que sí protegen sus países y el clima, transformando sus economías de manera progresiva hacia energías limpias.

Estamos presenciado un cambio radical en el orden mundial, con Europa, China y otros países liderando y tomando la delantera.

Chile, por cierto, debe unirse a estas naciones de vanguardia. Los pasos, sin embargo, hasta ahora han sido tibios. Una cuestión que queda en evidencia, por ejemplo, con los vacíos legislativos para la protección de los glaciares o bien con el avance de la salmonicultura que ahora busca expandirse en las aguas de la Región de Magallanes.

La crisis medioambiental que vive el país es de tal magnitud que es hora de convertirla en un asunto de prioridad nacional.

Matías Asun, Director Nacional de Greenpeace en Chile.

 

Nota: las opiniones vertidas en esta columna de opinión son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten, y no representan necesariamente la opinión de DiarioAmbiental.cl o de sus editores.

 

fotografía: Howard Lake.

Greenpeace con todo contra Netflix: acusa que sitio funciona a base de energías sucias.

Como casi toda industria hoy, no solo Netflix es medida por sus indicadores económicos o de calidad de contenidos, sino que también en relación a la huella de contaminación que su funcionamiento genera en el medio ambiente.

En ese contexto es que Greenpeace, ha puesto sus ojos en el popular sitio de streaming, emplazando a dicha compañía a usar fuentes de energía más limpias que las que actualmente utiliza.

Según informa su sitio web, de acuerdo a un estudio elaborado por Greenpeace, a  “diferencia de otras grandes plataformas de streaming como Apple, Facebook o Google, Netflix no proporciona información sobre el consumo de energía, emisiones de efecto invernadero, o el consumo de sus operaciones globales.”. Continúa el estudio:  “Netflix no ha adoptado ningún compromiso público con las energías renovables, aunque asegura que es importante que sus proveedores de centros de datos se comprometan a ser “100% verdes”, sin la preocupación evidente de si en realidad sus suministros de electricidad son renovables.”.

El Director en Chile de Greenpeace, Matías Asun, ha declarado que “Netflix cambió la manera en que vemos televisión y ahora tiene la chance de ser innovador y comprometerse con un futuro más verde. Lamentablemente, en contraste con sus valores modernos y al hecho de haberse transformado en una de las plataformas más queridas en el mundo y en Chile, Netflix sigue utilizando energías sucias como el carbón para alimentar sus servidores. No queremos que nuestras series y películas favoritas se manchen con algo tan sucio como el carbón”.

Más información acá.

Imagen por Matt Perreault.